Ya llegó

Y la noticia se la da a unos pastores, gente sencilla, sin preparación, sin dinero, pero es a ellos a quienes les llega el mensaje:

“OS HA NACIDO UN SALVADOR, EL MESÍAS, EL SEÑOR”

FELIZ NAVIDAD PARA TODOS LOS QUE OS PASÉIS POR AQUÍ

Un año más

IMG-20191209-WA0005[1]

El tiempo pasa a una velocidad de vértigo, sí sí, ya se que me repito mucho, pero es que es una realidad de la que cada vez nos damos más cuenta.

En la entrada anterior estaba contentísima porque venían mis niñas para pasar tres días enteros y algo más todos juntos y… resulta que la casa ya está otra vez silenciosa y…vacía. Pero han sido unos días geniales, el tiempo no se ha portado nada mal y, un año más….ha pasado el puente de la Constitución-Inmaculada.

Esta vez no pasará mucho tiempo sin verlas, las Navidades están cada vez más cerca y la vuelta a la capi también.

Y un año más, una vez más, no quiero dejar de dar las gracias por todas las personas que forman parte de mi vida desde hace ya tantos años y que tan importantes son para mí.

GRACIAS MIL, AHORA Y SIEMPRE

IMG-20191209-WA0003[1]

Compartir

IMG_0825

“COMPARTE algo con los demás:

una charla, un abrazo, unas risas, la comida…”

Leyendo esta frase de un calendario de Adviento (Patricia y Nacho), pensaba cuántas cosas se pueden compartir, tan sencillas como como éstas o como cualquier otra del caminar diario.

Estos días para mí siempre son muy buenos, porque desde hace ya bastantes años vienen “mis niñas y sus papis”  a pasarlos conmigo, y son días en los que puedo compartir cada momento, algo que, en mi día a día no tengo esa posibilidad.

Las puestas de sol son unas de las cosas que siempre disfruto mucho cuando estoy aquí, pero hoy ha sido algo más especial, porque también he podido disfrutar con sus fotografías, como la del principio de esta entrada.

Buen fin de semana, puente largo en muchas comunidades, para quienes os paséis por aquí

20190910_205128

de Soqui Publicado en Amigos

Diciembre

 
Hoy he visto....
 
Ayer empezó el último mes del año, parece que la temperatura quiere celebrarlo como se merece, y empiezan a caer las primeras heladas que dan paso a días como el de hoy, algo frío, pero tan claro y luminoso que merece la pena no perdérselo.
Ayer empezó el último mes del año y, una vez más, un año más, ayer empezó el Adviento, que significa venida, llegada, y para los cristianos es un tiempo de preparación para el nacimiento de Jesús.
El tiempo va pasando, casi sin darnos cuenta y cada vez unos días se parecen más otros. Pero hay momentos en los que me resisto a creer que tenga que ser siempre así, y que este día, tan normal como todos los demás, no pueda convertirse en un día especial
El tiempo va pasando, casi sin darnos cuenta, hoy es un día normal, pero puedo convertirlo en un día especial, cualquier momento puede ser especial si soy capaz de vivirlo como si lo fuera, agradeciendo lo que tengo y lo que sigo recibiendo cada día.
 
¿Cómo será este año ese tiempo de espera?
¿Será especial o será tan normal como todos los demás?
 
20191114_144037
 

Vivir

20191120_143016_HDR

Parece extraño ver el parque infantil tan sólo, no escuchar sus voces, sus risas, sus carreras… Hoy casi se escucha el silencio

El verde del verano ha cambiado por el amarillo de las hojas caidas, me gusta mucho ese cambio, sería muy aburrido que siempre fuera todo igual

20191120_143607_HDR

El silencio me sigue acompañando, ha dejado de llover hace muy poco, huele a tierra mojada, el aire está muy limpio y se respira mucha paz

Quiero recordar estos momentos cuando, al pasear en entornos diferentes, me sienta rodeada de ruido, de coches, de contaminación y el silencio haya desaparecido, pero…

VIVIR

son los momentos, las situaciones,

los lugares diferentes, los entornos distintos,

 ser capaz de ser felíz en todos ellos y, sobre todo,

acordarme de dar gracias siempre

por cada momento vivido

cropped-100_88281.jpg

Andar la vida

Anda la vida con tu propio pie — j.f. Moratiel

Cuántas veces he pensado que no había vivido mi vida

sino la de los demásS.

Me he encontrado este principio de entrada por ahí perdido y lo voy a retomar, porque estoy totalmente de acuerdo con las dos frasses, la de Moratiel y la mía.

Pero según van pasando los años, la vida te sigue sorprendiendo y hay momentos en que, sin pretenderlo ni buscarlo, te sigue reconciliando con ella y contigo misma.

Y de alguna manera, algo así es lo que parece que me está pasando últimamente, y es lo que me une a la frase de Moratiel que leí hace ya algunos años. Lo creamos o no, somos nosotras mismas las que con nuestros pasos, vamos forjando nuestra propia vida. ¿Acertada? ¿Equivocada? La que en su momento nos pareció la correcta

Y también sigo estando de acuerdo con la frase que escribí entonces, pues sigo creyendo que es totalmente cierta. Y ahora voy a remediarlo y voy a intentar vivir una parcelita de la mía

Buen fin de semana para todas las que os paséis por aquí

Es bonita la nieve

Pues el cambio parece que ya se va haciendo realidad y hoy ha caído la primera nevada de la temporada. Empezó muy fuerte y en poco tiempo casi empezaba a cuajar, pero no duró mucho y aunque luego volvió a intentarlo… la lluvia no tardó en dejar los tejados con su color habitual.

Ahora vuelven a estar otra vez blancos, ha vuelto a caer con ganas

No se qué tiene la nieve, pero, a pesar de todos sus incovenientes, siempre es una alegría cuando llegan los primeros copos

Quiero, pero…

Preciosa luna de otoño

Me gusta el otoño con sus colores ocres, rojos, amarillos, los frutos rojos de esta época y las hojas que se van cayendo para que las ramas puedan descansar durante el invierno y dejar sitio a las que nacerán en primavera.

También empiezan los días grises, esos ya me gustan menos, y eso que esgte año todavía no hemos tenido días de niebla, la lluvia, tan necesaria últimamente, el frío y en definitiva el cambio de estación que parece que también nos empuja a nosotros a hacer algún cambio en nuestra vida.

Todo este cambio parece que nos invita a hacer una vida más casera y dedicar algo más de tiempo a leer, escuchar música, hacer algún cambio en la decoración de la casa y… quizá también algo de nosotros mismos.

Después de mucho tiempo sin hacerlo y casi sin pasarme por aquí, parece que me vuelve a apatecer escribir y poco a poco voy retomando el blog y escribiendo alguna cosa, aunque la verdad es que me está costando un poco y no hago nada más que dar vueltas a las mismas ideas, pues aunque tenga otras en la cabeza, a la hora de ponerme a escribir es como si salieran volando.

Pero quiero seguir intentándolo, me apetece hacerlo.

Un canto a la alegría

No me acuerdo cuando me lo mandaron, pero lo encontré hace unos días y me ha apetecido publicarlo.

Últimamente es como si necesitara momentos de paz y de relajación y no hay nada mejor para ello, que escuchar una buena pieza de música como ésta, y tocada de una manera tan original.

Empezó tocando sólo una persona y según iban llegando y se iban uniendo, terminó siendo una orquesta. Cuánta cosas se consiguen cuando nos unimos, serán los años, pero cada vez me cuesta más entender los individualismos, aunque creo que siempre he pensado así.

Esta música va muy bien para acompañarnos en estos días en los que empiezan a predominar ya los tonos grises, la lluvia y algo más de fresquito y apetece un poco de “recogimiento”, para irnos poniendo a tono con el cambio de tiempo.

Llegó el cambio

Se empiezan a suceder los días grises y es algo que siempre le ha bajado el ánimo, pero también ha pensado siempre que le gustan los cambios de estación, quizás sea porque no le van las cosas demasiado uniformes, y paseando por la ciudad también se encuentran rincones que alegran la vista y suavizan el color metálico de los edificios.

El cielo ya no está tan azul pero el frío parece que se resiste a llegar, y es un buen momento para cambiar por un tiempo las grandes avenidas y los grandes edificios por un entorno… digamos, más recogido y familiar.