Ítaca

 

  

 

ÍTACA

 

Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca

debes rogar que el viaje sea largo,

lleno de peripecias, lleno de experiencias.

 

Debes rogar que el viaje sea largo,

que sean muchos los días de verano;

que te vean arribar con gozo, alegremente,

a puertos que tú antes ignorabas.

 

Que puedas detenerte en los mercados de Fenicia,

y comprar unas bellas mercancías:

madreperlas, coral, ébano, y ámbar,

y perfumes placenteros de mil clases.

 

Acude a muchas ciudades del Egipto

para aprender, y aprender de quienes saben.

Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca:

llegar allí, he aquí tu destino.

 

Mas no hagas con prisas tu camino;

mejor será que dure muchos años,

y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla,

rico de cuanto habrás ganado en el camino.

 

No has de esperar que Ítaca te enriquezca:

Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje.

Sin ellas, jamás habrías partido;

mas no tiene otra cosa que ofrecerte.

 

Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado.

Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia,

sin duda sabrás ya qué significan las Ítacas.

Anuncios

8 comentarios el “Ítaca

  1. Te mando un beso con mis deseos de unos días de descanso que te mereces tanto. Que Dios te conceda, nos conceda, una vida no sé si larga, pero sí útil y fructífera. Si no, ¿para qué vivir?

  2. Hola, ola de mar…
    Si, siempre es más interesante el camino y lo que nos regala, que el destino. A menudo, teniendo la vista apostada demasiado lejos, no vemos lo que nos ofrece la ruta hacia ella….Somos tan tontos a veces, ¿verdad?
    Un beso
    Aire

  3.    Siempre me conmueve y  me recuerda el trayecto que no debo perder de vista. Gracias Soqui por esta bella entrada.
     
       Jorge, entonces vivir para hacer de nuestra vida algo fructífero y útil. Siempre Vivir.
     
       Muchos besos para todos y feliz noche de sábado.
    (Hari)
     
     
     

  4.  
    Ulises es mi mito preferido. Así que de Itaca… si fuera pesimista considero que itaca es la desaparición física, cuando uno regresa a donde partió: nacer en la tierra; volver a la tierra. O quién sabe: al espíritu. De todas formas, este poema es toda una epopeya ¿verdad? me hace pensar en las hermosas cosas de la vida. En aprovecharla, cuidadosamente, en nombre de quienes nos han depositado en ella.

  5. Uysss..Soqui, venía a agradecerte tu coment en mi blog..y ¿ con qué me encuéntro?…¡ La Mare de Deu, Signor!…
    Me quedo con lo de…"acude a muchas cuidades…"…¿ Llegaremos?…Al menos, lo intentaremos! ¿no?…
    Un gran abrazo…Malena

  6.  
    Se conserva muy bien. Era la primera vez que iba. Me quedé unos cuántos días en los montes de Riaño y me acerqué por allí. Seis horas y media. Tan lindo paisaje, compañera. Sí. De pequeño, para mí, el cares era lo que te salía en los dientes si no te los cepillabas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s