Un cuento

 
 
 
 
 
Como a tod@sl@s que nos movemos por este mundo de los espacios, siempre me ha gustado escribir, pero siempre lo he hecho de una forma bastante real, me gustan mucho los cuentos, solamente he escrito dos en mi vida y me costó un gran trabajo hacerlo, pero leyendo el blog que tiene una amiga sobre cuentos, hoy me he acordado de ellos y me ha apetecido compartir uno de los dos con vosotr@s, el otro es de Navidad…..
Es un cuento que escribí hace bastantes años para una actividad de mi grupo en un campamento de la Parroquia; nuestros campamentos siempre llevaban una idea central en la que se basaban todas las actividades y eso año el tema que escogimos fueron los continentes y a mi me tocó América del Sur
A ese campamento le tengo un especial cariño, fue el último que hicimos en tienda de campaña, en un ambiente precioso, en medio de un bosque en un alto, totalmente solos, (por la noche oíamos a los jabalíes); nos lo curramos bastante durante todo el año y eso nos sirvió para unirnos mucho más el grupo de monitores y también para conocer algunas etnias de las que casi no sabíamos nada, en mi caso los Quéchuas y los Aymaras
El cuento es un poco largo, pues se trataba de que los chavales lo escenificaran, pero como hoy es viernes y empieza el fin de semana……
 

 

 

CUENTO QUECHUA (*)

 

 

    Yusa vivía en la aldea de Pucara, con sus padres y su hermano, Shuar: Yusa tenía 13 años, y Shuar tenía 10. Se llevaban muy bien entre ellos y los dos ayudaban a sus padres. Shuar llevaba el ganado de la familia pues, todavía, era pequeño para ir con su padre al campo. Yusa ayudaba a su madre en la casa, preparando la comida y cuando era la época ayudaban a hacer la CHICHA (1), que bebían sobre todo los hombres.
    Pero lo que más le gustaba a Yusa era aprender a tejer y poder hacer chales combinando distintos colores; le gustaba probarse los que se iban terminando pues, en el fondo era presumida y disfrutaba viéndose guapa.
 
   Su aldea era pequeña y se conocían todos los que vivían en ella; estaba en un sitio muy bonito, entre montañas y muy cerca del lago Titicaca (2) Yusa lo pasaba muy bien cuando jugaba con los otros niños que eran sus amigos y también cuando se juntaban para llevar el ganado de sus familias. Algunas veces se alejaban de la aldea y jugaban descubriendo sitios nuevos donde esconderse.   
    Un día llegó a la aldea un grupo de hombres y mujeres, cargados con muchos paquetes y preguntaron por el jefe; enseguida les llevaron a la casa en la que se reunía el Consejo de Ancianos, formado por las personas de más edad de la comunidad. Fue un acontecimiento muy especial para todos ya que los que llegaron no se parecían en nada a ellos; tenían la piel blanca e iban vestidos con ropas muy extrañas, no llevaban chales ni ponchos y los hombres, en lugar de llevar CHULLOS (3) en la cabeza,         
 
        como los de la aldea, llevaban una especie de sombreros pequeños que ni siquiera eran de lana.
    Estaban todos alrededor de la casa y salió uno de los ancianos diciendo que fueran a buscar al curandero, pues alguno de los forasteros no se encontraba muy bien, debido a la altura; no estaban acostumbrados a moverse a más de 3.000 metros. ¿De dónde vendrían?
    Cuando llegó el curandero a la casa y le contaron lo que pasaba, preparó unos cocimientos de hierbas y se los dio a beber a los que se encontraban mal; También les dio a mascar hojas de coca, mezcladas con lima, que ellos las utilizaban para combatir las molestias provocadas por la altura. Les llevaron a una de las casas más grandes de la aldea y allí les dejaron descansar un buen rato.
    El día se convirtió en una fiesta, pues era la primera vez que llegaban personas tan diferentes a ellos a la aldea. Los niños estaban muy nerviosos y excitados y no dejaban de preguntar a los mayores: ¿Quiénes son esas personas? ¿De dónde vienen? ¿Se van a quedar en la aldea? ¿Por qué son tan diferentes a nosotros?. Yusa estaba deseando que llegaran los que estaban con el ganado; ¡Cuántas cosas tenía que contarles!
    Cuando los forasteros se recuperaron, salieron de la casa y empezaron a contestar a todas sus preguntas. Venían de un país que se llamaba España que estaba muy lejos de allí, al otro lado del mar; hacía muchos años que gentes de ese mismo país habían estado en el suyo. El color de la piel era distinto, porque eran de otra raza. Ese día los niños supieron por primera vez que no todas las personas tenían el mismo color de piel que ellos y así fue cómo en los días que pasaron los forasteros en la aldea, se dieron cuenta que ésa era la única diferencia; en todo lo demás eran iguales.
 
                   

                          Lago Titicaca

Les contaron que eran deportistas, y que habían ido allí porque uno de ellos quería cruzar parte del Lago Titicaca a nado. Se pensaban quedar unos días para prepararse y sobre todo, para irse acostumbrando a la altura, pues este es el lago más alto del mundo con una altitud de 3.805 m. Estuvieron hablando con ellos mucho rato y les contaron cosas de su país, a la vez que les preguntaban por sus costumbres. Les contaron que ellos veneran a la PACHAMAMA, la Madre Tierra, considerada como quien hace crecer las cosechas, multiplica el ganado, cuida los animales silvestres y ayuda a tejedores y alfareros
Por la noche les dejaron que descansaran, y pensaron que para el día siguiente podían hacer una fiesta de bienvenida y así demostrar que eran acogedores y que se alegraban de que estuvieran con ellos.
   
 
Esa noche, Yusa y el resto de los niños, no se querían ir a dormir, pues tenían muchas cosas que contar a los que no estaban allí cuando llegaron los forasteros, y comentar entre todos las novedades del día, que esta vez, a diferencia de lo que pasaba normalmente, sí que habían sido muchas.
    El día siguiente fue también distinto a los demás; desde por la mañana, los mayores empezaron los preparativos para la fiesta: las mujeres empezaron con la comida y algunos hombres, los que no eran imprescindibles ese día en el campo, empezaron a preparar los adornos y los instrumentos para la música y los barriles con la CHICHA ya preparada. Los forasteros compartían con ellos los preparativos y el día pasó muy rápidamente.
    Como ésta era una ocasión especial, los gastos de la fiesta se compartieron entre todos, a diferencia de la fiesta del patrón que tradicionalmente la costeaba una sola persona, como era la tradición (4) Todo resultó muy bien, los forasteros estaban encantados probando la comida participando en los bailes y bebiendo CHICHA que también les gustó mucho, pues decían que en su país tenían una bebida parecida.   
    Se quedaron varios días en la aldea, compartiendo las cosas unos con otros. Los niños les hacían muchas preguntas, ya que tenían mucha curiosidad por todo lo que les contaban de su país y de sus costumbres. Se fueron con ellos a cuidar el ganado, y así se enteraron de que sí conocían las ovejas, porque también las había donde ellos vivían, pero no así a las alpacas ni llamas. También vieron algunas vicuñas que viven en manadas en estado salvaje; hasta hace poco se las cazaba con el fin de aprovechar su lana y su carne, pero actualmente es una especie protegida. Ellos por su parte, les hablaron de otros animales que allí no existían.                        

                           

     Pasados unos días dijeron que tenían que marcharse, pues todavía les quedaba un tiempo de marcha hasta llegar a Puno (**) un poblado de los AYMARAES muy cerca ya del lago, donde se quedarían a ultimar los preparativos antes de empezar a cruzarlo.
    Cuando se fueron, todo volvió a la normalidad, aunque durante varios días seguían teniendo muchas cosas de que hablar y estaban muy contentos de todo lo que habían podido compartir con personas que, en un principio, les parecían tan distintas a ellos.
 

(*) LOS QUÉCHUAS:  Grupo étnico, descendiente de la civilización inca, que vive en poblados diseminados por los Andes, desde la frontera colombiana, hasta la parte central de Chile, cuyo centro sigue siendo Cuzco, la capital de Perú, situada a 3420m. de altura. Su lengua, el quechua deriva del aymará, aunque es una lengua más evolucionada. Es el idioma indio que más se habla en el continente americano y es una lengua llena de riqueza y muy imaginativa, con palabras que describen sensaciones muy complejas, observaciones de acontecimientos, etc.

 (1) CHICHA: Bebida de maíz o arroz heredado de los antepasados aborígenes, puede constituir desde refresco hasta una especie de vino embriagante. Desde los tiempos remotos hasta el presente, sigue consumiéndose la que tiene como base maíz, que recibe la denominación de chicha andina. En épocas más cercanas a nosotros, se redujo su elaboración y consumo a la región andina y a las áreas ocupadas por las etnias americanas sobrevivientes.

(2) LAGO TITICACA:  Se encuentra en el altiplano andino, en la frontera entre Perú y Bolivia. Mide 194 km. de largo por 65km. de ancho, ocupando una extensión de 8.710 km cuadrados, de los que 5.260 corresponden al Perú y 3.450 a Bolivia. Está situado a unos 3.800 m. sobre el nivel del mar, su profundidad máxima supera los 281 m., que aumenta según las lluvias y es el segundo lago de Suramérica en tamaño, (el primero en extensión es el Lago de Maracaibo, en Venezuela, con 13.820 km. cuadrados)  y el primero del mundo por encima de los 2.000m. de altura, además de ser el lago navegable más alto del mundo. A esta altura, debido a la pureza del aire, el lago es particularmente transparente (de 15 a 65 m) y la calidad de la luz es excepcional; las montañas, que parecen estar muy cerca, están a 20 ó 30 km del lago. El color de sus aguas es azul. Se necesita al menos un día para atravesarlo en barco.

(3) CHULLO:  El chullo es una especie de gorro de lana y es la prenda que mejor identifica el  origen de los pobladores. Es parte del vestido diario y su variedad es impresionante; llama la atención la cantidad de formas que pueden tener, la combinación de sus brillantes colores, sus diseños y adornos; algunas veces pueden llevar cuentas de vidrio.

(4) En esta fiesta, que se festeja cada 1º de Agosto, además de pedir y agradecer a la Madre Tierra por las cosechas y el ganado, se busca su protección al viajar por los caminos de montaña, junto a los cuales siempre hay apachetas hechas en su honor. Son montones de piedras donde el que pasa deja como ofrenda alguna hoja de coca o una piedra más. Al sembrar, cosechar y marcar el ganado, la familia invita a sus amigos para agradecer a la Pachamama. Se hace un hoyo en la tierra y allí, “se da de comer” a la Madre Tierra con hojas de coca, bebidas y cigarrillos.

(**) PUNO es una ciudad del suroeste del Perú, a orillas del lago Titicaca. Es la principàl ciudad de la frontera viva del sur del Perú y es también conocida como “La ciudad de Plata”, debido a sus minas de plata, las más ricas de Sudamérica en su época. Comprende las alturas andinas por encima de los 3800 metros

Ya se que me ha quedado muy muy largo,
solo espero que os haya gustado
 
 
 
FELIZ FIN DE SEMANA PARA TOD@S

 

 

Anuncios

10 comentarios el “Un cuento

  1. Anonadada me dejas Soqui. El cuento es muy bonito… te animo a que sigas escribiendo más y sobre todo a compartirlo con nosotros. ¡Seré egoísta!… ¡jajajaja…! Las diferencias, los prejuicios… los miedos… existen solo en nuestra mente. Por cierto, gracias por las notas mujer.Besos mil y feliz dia,Hari

  2. CLARO QUE TODOS SOMOS IGUALES, NOS ILUMINA EL MISMO SOL, MAS ALLA DE EL COLOR, DE LA PIEL, LA RELIGION, LASCOSTUMBRS, TODOS DEBIERAMOS TRATARNOS COMO HERMANOS ¡¡¡¡¡¡¡QUE LINDO CUENTO SOQUI, ME ENCANTO LEERLO¡¡¡¡ TE DEJO UN ABRAZO BIEN CARIÑOSO, BUEN FINDE¡¡¡

  3. Ciertamente en este blog he leido entradas sobre tus actividades y anécdotas que has vivido, que por cierto me entretienen, cada vez que paso por aca leo de corazón y no porque me sienta obligado, en ocasiones he leido y no he dejado comentarios eso si lo admito!!! Esta parte tuya no la conocía y lo has hecho también que todo es entendible, me lo imaginaba como de película… Que envidia de los forasteros de verdad que si ja ja ja !!!! Nuevos lares, paisajes, costumbres, y sobre todo personas se le conoce como el encuentro de mundos !!! Me ha recordado un poco a la historia de pocahontas… pero prefiero esta, es más original… y no porque seas mi amiga blogger, sino porque sencillamente es más real 🙂 . Me has dado una gran idea, quiero hacer uan historia sobre los aztecas !! Abrazos Soqui desde el otro lado del Atlantico 🙂

  4. Pues, madera tienes para escribir, Soqui!!! Un gusto haberte leído y nada menos algo escrito sobre mi país :-)Te mando muchos muchos saludos cuentistas!!!!!!!!

  5. Me has hecho pensar en un antiguo profesor que tuve. Ahora está en Lima, pero pasó mucho tiempo junto al Titicaca. Le llamos el "cóndor de los andes", no sólo porque está en Perú, sino porque tiene una nariz aguileña muy grande…como el pico del cóndor. Un abrazo: Joan Josep

  6. Soqui, estoy encantada de conocer tu lado cuentista; a ver si te prodigas más en ello. Has hecho un gran trabajo, y también con las notas aclaratorias. Vete preparando el de Navidad, que quedan sólo un par de meses…Un abrazo cálido con frío de invierno anticipado!

  7. Soqui a mi los cuentos me siguen gustando como de niña,tal vez porque aún lo soy sólo que con años encima .Conozco un poco el mundo de la montaña por mi familia,y lo de la altitud……pero de todo destaco la forma que tienen de acoger a los forasteros.LO hariamos nosotros así?y el amor a la nartualeza,que tampoco lo hacemos o al menos no con esa asión y no es una tradición si no una gran verdad.:ELla nos lo da todoBesucos de cuentoGó

  8. Pero bueno… ¡¡¡ Que cuentista me has salido¡¡¡ jajajajajaja ya sabia yo que bajo esa capa de mujer sería , se escondia algo ¡¡ Soqui, hay que seguir en esa linea. Cuentistas al poder ¡¡¡¡ Si sigues así, te veo de política ¡¡¡Un besito….preocupado.

  9. Muchas gracias a tod@s por vuestras visitas y vuestros comentarios y me alegro mucho de que os haya gustado el cuento, lo de escribir más….. lo veo algo complicado, no os imagináis lo que me costó escribir este…..Besos para tod@s y gracias de nuevo por pasaros por aquí Soqui

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s