Apuesta arriesgada

 
(Lc. 14,25-33)
 
El Evangelio de hoy siempre me ha parecido un Evangelio muy duro y difícil de cumplir y según van pasando los años y sigo viviendo, cada vez más, porque me doy cuenta de la cantidad de cosas que he acumulado, de las que me he ido rodeando como si fueran grandes tesoros y sobre todo porque veo lo difícil que me resulta desprenderme de cualquiera de ellas, cosas sin importancia ni valor para la mayoría, pero que si la tienen para mi y siempre recuerdo las palabras que el mismo Jesús le dijo al joven rico cuando le preguntó qué tenía que hacer para seguirle:
 
"….ve, vende todo lo que tienes y dáselo a los pobres.
Después, ven y sígueme"
 
Jesús no necesta grandes cosas, gente importante, grandes carreras, limosnas a lo grande…, se conforma con el pequeño óbolo de la viuda, con cada un@ de quienes le siguen en  medio de la multitud y le basta el amor de quienes saben renunciar a todo, no apegarse a nada, no querer nada para sí mismos… y que sean capaces de seguir su camino,
 
nos pide, me pide, que sea valiente,
agarre esa cruz y camine detrás de Él,
que nada me impida seguir-Le,
pero sin olvidar que ese camino…
terminó en el Calvario
 
 
La apuesta realmente es arriesgada,
y bastante dura de seguir,
solo es cuestión de creer que
quién lo deja todo, termina ganándolo todo…
¿SOLO….?
 
 
 
 
Anuncios

8 comentarios el “Apuesta arriesgada

  1. Soqui, a medida que avanzaba en la lectura que nos presentas, la cosa me parecia más sencilla. ¿ A santo de qué queremos tantas cosas ? Y mira quien te lo dice , que podria poner un rastrillo y me hacia de oro.Solo le encuentro un pero…. Creer, a ojos cerrados, en las últimas palabras que nos dejas:" quién lo deja todo, termina ganándolo todo".Un beso…. bueno, muchos

  2. Sí Soqui y Gloria…esa es la clave "quien lo deja todo, termina ganándolo todo". Como está fuera de la lógica de nuestra razón, esto nos repele. Pero precisamente en esta idea es donde se unen, por poner un ejemplo, cristianismo y budismo. Un camino para hacer eso, es ir ofreciéndolo todo, paso a paso. Lo tengo, pero te lo doy…es tuyo. Un abrazo: Joan Josep

  3. Desde mi perspectiva, quizás no se trate de tener o no tener, sino de la capacidad de desapego que tendríamos que tener hacia las cosas y las personas. Quién todo lo entrega, todo lo tiene, porque en realidad, no poseemos nada. No sé si me explico.Un Abrazo Soqui.Hari.

  4. El camino de la salvación parece un desafío insalvable, pero también nos dice que lo que a nosotros nos parece imposible para Dios no lo es… agarrémonos a esto como a un clavo ardiendo! :))Un abrazoPablo

  5. me temo que sí jesús viviera ahora no diría lo mismo. Vivió una época pero no está. Renunciarías a tú casa tú coche ordenador y otros objetos ?un beso del aire

  6. Recordando a Teresa de Calcuta,dijo una frase que me hace sentir su desapego como mujer humilde y que solo deseabael dinero para sus pobres,para que pudieran morir en una miserable habitación ,no en la calle…Ella decía que no era obra suya si no de Cristo ,todo lo que había hecho.(Sigo abajo)

  7. Ante estas palabras,me pongo a meditar la calidad de fé que cada uno posee.Los apegos ,no solo son materiales,claro,pero cómo nos cuesta deshacernos de ello,incluso ….del sufrimiento por un ser querido.Bien por el Evangelio de este Domingo.Bien si nos deja desprendernos de soberbias(yo me siento así muchas veces)y poseer más humildad.Besucos Soqui y Gracias¡Gó

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s