Aisladas en al ciudad

 

Iba caminando de vuelta a  casa,
la mañana era muy agradable,
había poca gente por la calle y apetecía dar un paseo,
el barrio era de los elegantes y al ver a una persona abrir un portal ,
se empezó a fijar en algo que le había pasado desapercibido antes:
¡¡las casas parecían fortalezas!!,
todas las puertas oscuras y herméticas,
los jardines (se supone que son jardines lo que hay detrás), con tapias altísimas,
en algunos casos,  para suavizar esa sensación de encierro,
por detrás de las tapias asomaban “arbustos” verdes totalmente tupidos…
 
La zona por la que iba andando era una zona más o  menos céntrica,
comunicada con autobuses y metro,
con pocas tiendas, pero con bares y grandes edificios en los que a diario el personal entra y sale y por lo menos se ve algo de vida,
pero hay zonas de urbanizaciones en las que realmente parece que no vive nadie,
los chalets o las casas también heméticas, ni una sola tienda, cafeteria o bar,
y aunque las casas estén pegadas unas a otras nadie se conoce,
el aislamiento parece total
 
No era la primera vez que iba por esa zona u otras similares,
pero esta vez, al llegar a casa, seguía pensando en todo ello
 y se le vino a la cabeza una pregunta:
¿Cómo puede  influir ese estilo de vida en las personas que viven así?
¿No puede hacer que cada vez se aislen más,
se encierren más en sí mismas y en sus pequeñas y bien protegidas parcelas,
y se olviden de la vida mucho más contaminada que hay fuera de ellas..?
 
Su vida había transcurrido siempre en un barrio, con muchas tiendas, sin tapias en las casas, hasta no hace mucho algunas no tenían ni portero automático, en la calle  siempre había gente y hay momentos en que eso de “hola, ¿qué tal? ¿cómo va todo…?” era casi contínuo,
en los bancos de la calle se sientan los vecinos, sobre todo en las noches de verano,
algun@s de las tiendas son  de toda la vida
y se da la enhorabuena a quienes acaban de tener una niña o a quienes están a punto de jubilarse
hay bares y las terrazas se llenan de gente en cuanto el sol ilumina con algún rayo aunque sea tímido…
¿Cómo puede influir ese estilo de vida en las personas que viven así?
¿Conseguirá que la vida de barrio haga que las personas sean más generosas, compartan más y no se encierren en sus casas mucho más abiertas y menos protegidas…?
 
No tenía respuesta para ninguno de los casos,
pensaba que los estilos de vida sí podían influir en las personas,
pero…
¿quién era él para poder afirmar que eso era realmente así?
 
Un simple y corto paseo, le dio tema para reflexionar durante bastante tiempo y volver a darse cuenta de que nunca se puede juzgar a nada ni a nadie  por las aparicencias que le rodeen o por lo que podamos ver desde nuestro punto de vista, que es el nuestro, simplemente el nuestro
 
Anuncios

6 comentarios el “Aisladas en al ciudad

  1. Hola, ola de mar…
    A veces he tenido esa sensación, estar rodeada de cárceles, el metro parece un vagón de muertos. Pero se que no es así, y ahora miro, y me pregunto quienes son, que desean, ¿ sueñan?. Pero también se que muy pocas personas tienen interés en mostrase. El miedo es el dueño del lugar en el que vivimos.
    Un beso, del Aire

  2. que alegria ahora anoto para que me lleguen las tuyas……
    buen relato….
    no te dejo más..pues estoy con poco tiempo para leer
    ya volvere…..
    besitos…..

  3. (¯`v´¯) ♥
    .`•.¸.•´ Nunca es largo el caminoque conduce a casa de un amigo. !!!
    ¸.•´¸.•´¨) ¸.•*¨)♥ ♥
    (¸.•´ (¸.•´ .•´ ¸¸.•¨¯` y yo estoy aqui por ti !!!
    *•.¸♡¸.•*♥*•.¸¸.•*♡*• .¸¸.•*♥*•.¸¸.•*♡*•.¸ ¸.•*♥*•.♥
    ┊  ┊  ┊  ♥ para abrazarte ♥
    ┊  ┊  ♥ y dejarte todo mi cariño ♥

  4. Soqui,no,no debemos juzgar a los demás.La persona está por encima de todo,pero sí sus actos de forma cordial.EL refrán ya está muy oído,pero lo escribo:”No por ser la jaula de oro,deja de ser prisión”.
    Al leerlo ,me vinieron a la mente las imágenes del pueblo sencillo y abierto,compartiendo esas “pequeñas cosas”de cada día que hacían a la persona más cercana,entregada,abierta a los otros.
    EN aquellas “cárceles”puede haber silencio,que no paz,lujos,que no dones,luz y sol,que no el poder sobre ellos,árboles tupidos,que solo oxigenan a unos pocos.Eso es BRILLANTE?
    Dejo en el aire la respuesta,pero la reflexión me ha gustado.
    Besucos corazón y cuídate-me muchoooooooooo

  5. Me recuerda el barrio de Gracia hace unos años. Todos nos conocíamos, todos nos saludábamos. Mi infancia la pasé sin embargo en el Eixample. Nos conocíamos los de la escalera, y no era poco…Creo que hay mucha soledad en las ciudades…Pero eso no quiere decir que las personas sean malas. Un abrazo: Joan Josep

  6. Soqui, me temo que si, el entorno consigue influir en nosotros. Lo que no tengo seguro es que esas casa “privadas” lo hagan para mal. La gente es muy cotilla. un barrio puede destrozar la fama de una persona por un simple mal entendido. No todo son saludos y preguntar por la abuela… jajajaja me has recordado las corralas y sus cotilleos.¿ Te das cuenta? Hasta unos simples árboles alineas a modo de barrera discreta, nos pone en alerta. Sin pretenderlo, juzgamos.
    Vale, yo me quedo con una de esas casa-carcel, como las llama Aire.
    Un besooooooooooooooooooooooooooooooooooo o dos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s