El sembrador

 
 
 
Mt 13, 1-23
(pinchar cita para leer evangelio)

SALIR A SEMBRAR

Antes de contar la parábola del sembrador que «salió a sembrar», el evangelista nos presenta a Jesús que «sale de casa» a encontrarse con la gente para «sentarse» sin prisas y dedicarse durante «mucho rato» a sembrar el Evangelio entre toda clase de gentes. Según Mateo, Jesús es el verdadero sembrador. De él tenemos que aprender también hoy a sembrar el Evangelio.
 
Lo primero es salir de nuestra casa. Es lo que pide siempre Jesús a sus discípulos: «Id por todo el mundo», «Id y haced discípulos». Para sembrar el Evangelio hemos de salir de nuestra seguridad y nuestros intereses. Evangelizar es “desplazarse”, buscar el encuentro con la gente, comunicarnos con el hombre y la mujer de hoy, no vivir encerrados en nuestro pequeño mundo eclesial.
 
Esta “salida” hacia los demás no es proselitismo. No tiene nada de imposición o reconquista. Es ofrecer a las personas la oportunidad de encontrarse con Jesús y conocer una Buena Noticia que, si la acogen, les puede ayudar a vivir mejor y de manera más acertada y sana. Es lo esencial.
 
A sembrar no se puede salir sin llevar con nosotros la semilla. Antes de pensar en anunciar el Evangelio a otros, lo hemos de acoger dentro de la Iglesia, en nuestras comunidades y nuestras vidas. Es un error sentirnos depositarios de la tradición cristiana con la única tarea de transmitirla a otros. Una Iglesia que no vive el Evangelio, no puede contagiarlo. Una comunidad donde no se respira el deseo de vivir tras los pasos de Jesús, no puede invitar a nadie a seguirlo.
 
Las energías espirituales que hay en nuestras comunidades están quedando a veces sin explotar, bloqueadas por un clima generalizado de desaliento y desencanto. Nos estamos dedicando a “sobrevivir” más que a sembrar vida nueva. Hemos de despertar nuestra fe.
 
La crisis que estamos viviendo nos está conduciendo a la muerte de un cierto cristianismo, pero también al comienzo de una fe renovada, más fiel a Jesús y más evangélica. El Evangelio tiene fuerza para engendrar en cada época la fe en Cristo de manera nueva. También en nuestros días.
 
Pero hemos de aprender a sembrarlo con fe, con realismo y con verdad. Evangelizar no es transmitir una herencia, sino hacer posible el nacimiento de una fe que brote, no como “clonación” del pasado, sino como respuesta nueva al Evangelio escuchado desde las preguntas, los sufrimientos, los gozos y las esperanzas de nuestro tiempo .No es el momento de distraer a la gente con cualquier cosa. Es la hora de sembrar en los corazones lo esencial del Evangelio.

 

José Antonio Pagola

 

 
El Evangelio de hoy nos invita a hacernos muchas preguntas:

 

¿En qué tierra cae la semilla que recibimos cada día?

¿Procuramos tenerla limpia de piedras y de malas hierbas para que esa semilla pueda echar raices?

¿Tenemos nuestra puerta siempre abierta para acoger a quienes pasan por el camino y necesitan descansar, refrescarse, o simplemente beber un vaso de agua?

¿Somos capaces, como dice Pagola, de sembrar el Evangelio con fe, no como clonación del pasado, sino como respuesta nueva de ese Evangelio a las preguntas, sufrimientos y esperanzas de nuestro tiempo?

 

 

 

Anuncios

4 comentarios el “El sembrador

  1. Es la hora de sembrar en los corazones lo esencial del Evangelio.
    Hay un tiempo para preparar el terreno, otro para sembrar y otro para cosechar, no alteres esos momentos si quieres lograr tus objetivos
    CARIÑOS…
    MIR

  2. Jesús se sentaba a “sembrar”.Hay algo que siempre me admira de Jesús y es que la palabra “sentarse”significa ,según entiendo a Jesús,estar atento ,entregarse al cien por cien a la persona ,no importa quién sea ,pero estaba con ella como si fuera el único ser que habitara el mundo.Me pregunto cuántas veces dedicamos nuestro tiempo a escuchar al otro como si no hubiera nadie mas en el mundo?
    Y un detalle,(más bien un don)es ese” salir”a sembrar,salir ,pero fuera de tu EGO,de tus preocupaciones y darte por entero.
    LA parábola del sembrador da mucho para reflexionar.
    Besucos corazón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s