Volando alto

 

Archivo:Apus apus cm01.jpg

 
En las mañanas y sobre todo en los atardeceres de verano, cuando el sol ya está a punto de desaparecer de nuestra vista,
es una maravilla sentarse en la terraza y quedarse un rato contemplando el vuelo de los vencejos,  también llamados”aviones” en muchos lugares
 
Pasan a toda velocidad, la mayoría de las veces en grupo,
hay momentos en que están a una altura normal,
pero de repente empiezan a subir y parece que quisieran alcanzar el cielo,
 
“…llegando hasta los 2.000 metros de altura por la noche pues, según parece, allí duermen sin dejar de volar, pasando durante el sueño de los 10 aleteos habituales a tan solo 7
Son aves eminentemente voladoras, solo se posan unos tres meses, para poner los huevos, incubarlos y criar a sus polluelos”   (Wikipedia)
 
Realmente es una maravilla el conocer todas estas cosas, parece increible que puedan estar casi toda su vida en el aire, sin posarse nada más que unos pocos meses
 
Son las primeras aves  migratorias en llegar y cuando empiezan a hacerlo, es como una primera llamada al cambio de estación, al buen tiempo y siempre se suele comentar con alegría
 
También son las primeras en irse a sus cuarteles de invierno, ya no tardarán en hacerlo, pero todavía nos quedarán las golondrinas, a las que se puede contemplar más de cerca y que emigran más tarde
 
 
 
 
 
Anuncios

3 comentarios el “Volando alto

  1. Me has recordado como los miraba, allá en nuestta tierrina, como les envidiaba ese ajetreo, aunque yo siempre me imaginaba volar un poco más apartada, fuera del bullicio. No sabía que dormían volando! Dormir volando se me asemeja a soñar despierto, no se porqué.
    como siempre, fijándote en esas pequeñas grandes cosas Soqui..Gracias
    Un beso, del Aire

  2. De pequeño pasaba horas contemplándolos e imaginando combates aéreos de aviones…En aquellos tiempos en Barcelona, en el Eixample, eran muchísimos. Ahora, aún se les ve, pero muchos menos. Supongo que la polución y la disminución de insectos voladores, es la causa. De ese constante volar y de subir para descansar….creo que algún día al Anacoreta, que le saca punta a todo, dirá alguna cosa para reflexionar…Un abrazo y perdona porque por mi culpa se turbó la tranquilidad y la paz de tu espacio: Joan Josep

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s