Alegres días

Fueron unos días que pasaron casi sin darnos cuenta, en un ambiente festivo, familiar y sobre todo con mucha, mucha alegría
 

Retablo y altar mayor

 
Es la primera vez que asisto a una boda, casi podríamos decir, típica de la zona, empezando ya desde la noche anterior con la colocación del ramo, algo que, según parece, es propio solo de la zona de la Ribera y consiste en que la novia y el novio con sus amigos, hacen un arco con ramas, por aquí generalmente de chopo, en la entrada de la casa de la que va a salir la novia y en la entrada de la Iglesia.
(No tengo fotos del ramo,  se me olvidó la máquina en casa)
 
Una vez colocados los ramos, acompañado todo de cánticos, risas y mucha alegría, se va a la casa de los padres de la novia, donde tienen preparado un “tentempié” de bollos y pastas de la zona, sin que falte, claro está, algún que otro licor o bebida para que lo dulce no se atragante…
 

El grupo a la llegada a la Iglesia

 
Pero en esta ocasión, toda esa invitación también estaba acompañada con un grupo de baile tradicional,  al  que pertenecen los padres del novio, que nos acompañó con su música y con sus bailes, como se suele decir “hasta altas horas de la madrugada”, aunque no fuera el caso de la que ésto escribe y de algun@s más, que nos retiramos a una hora mucho más prudente, había que reservarse para el día siguiente, “nuestra juventud” ya no llega a todo
 

Poniéndole la capa la novio

Al día siguiente el grupo va a buscar a la novia a su casa, acompañándola hasta la Iglesia y allí empiezan los primeros bailes y los primeros lanzamientos de cohetes, por aquí no suelen faltar en casi ninguna boda
Empieza la ceremonia, lanzando úna traca en el momento del “sí quiero” y una vez finalizada la boda, después de “la lluvia” de arroz y flores, de las primeras felicitaciones, de los primeros bailes, les ponen a la novia un mantón ribereño y al novio la capa y el sombrero,  
  

camino de la plaza

y todos juntos vamos hacia la plaza, para continuar allí con los saludos,  las felicitaciones, los bailes,  las fotografías…

Os dejo algunas del baile

 
 

de una jota de la ribera,

 
  

que, como podéis ver,

 
 

tiene momentos muy variados

 

y todos ellos muy alegres

 
Y después de este bombardeo de fotos, solo decir que el día siguió con el mismo ambiente de alegría, fiesta y ganas de compartir entre tod@s la felicidad de los novios, comida, regalos, música, baile…, hasta “altas horas….”   

 

Quiero dejaros como recuerdo esta mini crónica,

de ese día tan feliz para vosotr@s,

gracias por quererlo compartir no solo con vuestra familia,

sino también con vuestr@s amig@s jóvenes y menos jóvenes,

y de todo corazón solo me queda desearos

 

QUE SE CUMPLAN TODOS VUESTROS DESEOS

Y QUE SEÁIS MUY MUY FELICES

 

           

 

 

Anuncios

2 comentarios el “Alegres días

  1. Hola, ola de mar…
    Aunque a la hora de decidir cosas importantes, luchar contra nosotros mismos, superar nuestros problemas personales estamos sólos del todo, encontrar una mano a tu lado nos da la fortaleza necesaria para seguir en pie.
    Digamos que esa soledad se mitiga un poco..
    Feliz finde para tí tb Soqui!
    bs, del Aire

  2. Y pienso ahora,porqué solo miramos hacia delante o hacia atrás?
    A la izquierda o derecha también podemos encontrar “caminos”.
    Me ha gustado!!.Es una forma de aprender ,de esperar sin des-esperar.
    Besucos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s