Todo

 
 
 
 
“Él lo quiere todo a la vez… Comprendí esto de pronto y fue como si un rayo hubiera caído sobre la tranquila superficie del lago
 
Él lo quiere todo… Ésta es, Justo, su doctrina sobre los bienaventurados que son felices y lloran y sobre este reino que está lleno de prójimos y extraños. En verdad no sé porqué le sigo… ¿Por qué y para qué?”
 
“Cartas a Nicodemo”
 
 

Son unas simples varas que crecen a la orilla del río

 

Me pareció una vez qué era lo que quería de mi

 y  me equivoqué,

¿No será que mi TODO es más sencillo,

tan sencillo como esas varas movidas por el viento

con el reflejo del agua como fondo?

Quizás sea en las pequeñas cosas de cada día

donde se pueda encontrar siempre la respuesta

 

 

 

Anuncios

4 comentarios el “Todo

  1. Nuestro pequeño todo, es suficiente o debería serlo para los demás. Pero lo cierto es que nos da miedo darnos del todo, porque supongo que hemos de reservar un pequeño refugio propio dentro de nosotros donde retirarnos cuando ese todo no es suficiente y debemos salvarnos realmente.
    Un beso, del Aire

  2. Con la carta a Nicodemo me siento un idetificada por la humildad y sorpresa que transmite.Tambiém me recuerda a Jeremias,el profeta ,que se sintió seducido por DIos y él se dejó seducir.No es inmenso?
    Soqui,en lo sencillo está la belleza .También creo que en ello encontraremos respuestas,pues las bienaventuranzas guardan el misterio de todo el Evangelio.
    Besucos preciosa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s