Solo unos cartones

Hacía frío, justo un día antes de llegar había empezado a helar, pero eso quería decir que el cielo era de un azul intenso y el sol brillaba con toda la fuerza que podía, teniendo en cuenta que eran ya los últimos días de noviembre

Llegó sin avisar, lo había hecho varias veces y al final no se había cumplido, así es que esta vez decidió que ya le verían cuando llegara, pero claro, la casa estaba fría, 10º en su interior no es una temperatura muy acogedora, pero empezó a levantar las persianas y aunque por la hora el sol no iba a tener tiempo de calentar nada, necesitaba más de un día para hacerlo, la casa se empezó a iluminar, y como no dejaba de moverse, el frío no se notaba tanto

Cuando llegó la hora de acostarse, por mucho que se abrigó, (ya había sacado mantas, edredón, ropa de abrigo…), le costaba dormirse y terminó enroscándose como un ovillo…  

…entonces no pudo por menos de pensar en todas las personas que ayer, hoy, mañana… dormirían en la calle, a pesar del frío y de las bajas temperaturas, teniendo solo el suelo de la calle como cama, unos cartones como colchón y más de lo mismo como mantas y edredones, los albergues todavía no habían abierto, cuando lo hicieran algún@s podrían refugiarse allí, no tod@s querían ir, pero para los que sí lo hacían, durante unas horas podrían estar a cubierto

En esos días se había celebrado el día internacional de los sin techo y en alguno de los programas que se habían hecho para hablar de ello, había escuchado a una pareja que decían que dormían durante el día porque “en el rincón en el que vivían”, se sentían más seguros… parece mentira que sin tener nada de nada, tengan que tener miedo por su seguridad física

Le costaba dormirse, no podía dejar de pensar en todas esas personas que, a pesar de estar a la vista, resultan invisibles para el resto de las personas que pasan a su lado

Ayer empezamos el Adviento, un tiempo de espera y de alegría, un tiempo de esperanza y de ilusión, es en esta época del año cuando tod@s nos volcamos con los que menos tienen, se hacen campañas, festivales, colectas especiales, parece que estas necesidades solo existen en la época de Navidad, aunque sí es cierto que hay muchas personas trabajando por ell@s durante todo el año, ésta parece que es la época más indicada para recordarnos a tod@s, que las personas sin hogar, las personas sin techo, siguen existiendo durante todo el año y en las circunstancias actuales, cada día aumenta más su número

La casa se fue calentando poco a poco, ya no se tenía que hacer un ovillo para dormirse, pero aunque durante el día el sol lucía con toda su fuerza y casi hacía calor… muchas personas seguían teniendo el suelo como cama, unos cartones por colchón y más de lo mismo como mantas y edredón…, estos días no podía dejar de pensar en ello

 

 

 

 

 

 

Anuncios

4 comentarios el “Solo unos cartones

  1. Hola ¡¡¡¡ ya ves, no estoy perdida del todo ¡¡
    Sabes, todos los años pasamos por esto…. Soqui, somoss muchos los que pensamos en ellos y a los que no nos parecen invisibles pero….. seguimos pensando y calentando nuestra casa. Y eso, me corroe.
    Un beso grande, muy grande …¿ estas bien ?

  2. Siempre se repite el mismo formulismo en Navidad(pena!)Son tantos ,miramos tan poco,juzgamos ligeramente…
    Y ellos ,haciendo alusión a la frase e imagen ,tal vez tengan en su sin techo,más hogar que algunos que viven en grandes mansiones.Casa,que no hogar.Y eso es algo tan crudo como vivir en la mismísima mieria.
    Besucos

  3. Es el fruto de esa sociedad del bienestar, que sentimos tambalearse, pero que vive gracias a la miseria de otros. Leía hoy que nos hemos acostumbrado ante un problema , a intentar resolverlo. Olvidamos que primero hay que comprender el enunciado del problema…Y este o no lo hemos entendido, o nos hace tanto daño, que no lo queremos entender. Un abrazo: Joan Josep

  4. Hola, ola de mar..
    Los sin techo..hace poco habló Pepe en su blog sobre ellos. En esta época nos acordamos de ellos porque empezamos a verlos un poco más en las calles,en los cajeros, en un banco determinado del parque.
    Son los hijos de la sociedad que hemos creado sin duda. Pero nadie quiere cambiar su posición de “bienestar”. Imagínate un experimento: Cien personas con sus casas, coches, trabajo, luz, agua…etc…. Dilas: si renuncias a una de tus casas ( la de la playa, la del pueblo, el chalet), diez personas vivirán con techo este invierno. Cedería alguna?: pues no. Renuncia a tener la calefacción sólo dos horas al día ( ahorro de energía), y a cambio, el centro de día para los sin techo, estará abierto y caliente dos horas más al día…..
    Hemos asumido que son una consecuencia de nuestra sociedad. Y no los vemos, y cuando los vemos no sabemos que hacer. Nadie se va a llevar a un sin techo a dormir a casa ni una semana del invierno. ¿Miedo, asco, desconfianza, desprecio, egoísmo? No se porqué…, pero es así desde que mi memoria recuerda la historia del instituto, les vemos reflejados en las películas de época. Y ¿ por qué es así?
    Un beso, del Aire

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s